Economic and Social Council

Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas

Estimados delegados,
¡Bienvenidos a LiMUN 2017!
Mi nombre es Carlos Francisco Boza Galdos y seré el Director del Comité de Derechos Humanos. Estudio Derecho en la Universidad de Lima y administración de empresas en la Universidad de Londres, a través de su programa internacional. En mi tiempo libre, me dedico a practicar deporte – específicamente tiro al plato – y pensar en oportunidades de negocio. En el ámbito laboral, he practicado en el Estudio de abogados PPU. Desde el 2015, formo parte del equipo competitivo Peruvian Universities de la Asociación de Estudios sobre las Naciones Unidas del Perú (AENU Perú). En el 2016 participé en WorldMUN en Roma-Italia, obteniendo el premio de la Diplomacia en el Comité Legal; premio que solo entregan a los delegados más destacados. Ese mismo año, obtuve el premio de Mejor Delegado en el UPMUN Y PUCPMUN, y un año anterior, en el IDPMUN. Asimismo, en el 2017, obtuve el premio de Delegado Sobresaliente en HNMUN-LA en Lima-Perú y Mención Verbal en WorldMUN en Montreal-Canadá.
Junto con mi director adjunto, Diego Reyes, y moderador, Rodrigo Vega, haremos nuestro mayor esfuerzo para que tengan una magnífica experiencia.
¡Los esperamos este 4, 5 y 6 de agosto!

Tema: Responsabilidad de las empresas sobre derechos humanos

El comité discutirá “Responsabilidad de las empresas sobre derechos humanos”. El tema adquiere relevancia debido a que ocurren violaciones de derechos humanos en las empresas, producido en parte por el crecimiento corporativo y la difícil supervisión a las empresas. Para combatirlo, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) adoptó los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos en el 2011. Dichos principios ponen en práctica el marco de las Naciones Unidas: “Proteger, Respetar y Remediar”, aprobado por este Comité en el 2008. Ese marco dispone de 3 pilares fundamentales: 1) el deber del Estado de proteger los derechos humanos; 2) la responsabilidad de las empresas de respetar los derechos humanos; y 3) la necesidad de mejorar el acceso a las vías de reparación de las víctimas de abusos relacionados con las empresas.
Por tanto, surgen nuevas preguntas para la comunidad internacional: ¿Respetando la soberanía, como se puede promover la implementación de estos principios en las legislaciones nacionales para que adquiera carácter vinculante? ¿Qué otros mecanismos se puede plantear para reducir los casos de violaciones de derechos humanos en las empresas?
Dar respuesta a estas preguntas no es tarea fácil; requiere una comprensión integral y sustantiva de la situación que espero de ustedes en agosto.

Advertisements